Proyecto para vivienda unifamiliar en Madrid

Una vivienda de estilo provenzal en la que nos piden un jardín que acompañe a las formas y materiales de la casa. Viajamos al sureste de Francia para traernos la esencia de un jardín mediterráneo. Lavandas, gauras y agapantos dominan la paleta de colores con tonos azulados, lilas y blancos. Colores fríos para compensar los veranos calurosos de nuestra región y tonos anaranjados, amarillos y rojos para las épocas más frías del año que aportan los cornus, liquidámbares, berberis, etc.

El imprescindible del cliente en esta obra ha sido el olivo centenario, que ocupa un espacio principal en uno de los patios de la vivienda.

Todo esto combinado con una pradera natural en la zona principal del jardín, que se complementa con un solado con piedra caliza y una cobertura para el cerramiento con falso jazmín.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.