Lavandas como en la provenza

En uno de nuestros jardines tenemos las lavandas que da gusto olerlas. Sólo la constancia y el cariño de nuestros jardineros hacen que todos los años luzcan igual por estas fechas.

Para tenerlas así de lustrosas os recomendamos los siguientes consejos:

  1. Una buena poda al terminar la floración para evitar que se degenere su forma con un crecimiento desmesurado.
  2. Un aporte adecuado de mantillo, compost u otro abono orgánico sólido justo antes del invierno.
  3. No olvidar la necesidad de abonado durante la temporada de primavera/verano.
  4. Aumentar la dósis de fósforo y potasio cuando veamos los primeros brotes florales.
  5. Aunque no son grandes consumidoras de agua, durante el verano agradecen los riegos profundos y espaciados que favorecen el enraizamiento profundo de la planta.
  6. Eliminar casi en su totalidad los riegos en otoño/invierno.
  7. Llámanos si necesitas ayuda.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.