Suelos de exterior II. Tarimas de composite o tarima tecnológica.

Aunque ya dimos una definición en este post de lo que era el composite y la tarima tecnológica, en este artículo vamos a ampliar toda la información relacionada con este tipo de tarimas.

De acuerdo con Wikipedia, Los composites o resinas compuestas son materiales sintéticos mezclados heterogéneamente formando un compuesto, como su nombre indica. Están formados por moléculas de elementos variados. Estos componentes pueden ser de dos tipos: los de cohesión y los de refuerzo. Los componentes de cohesión envuelven y unen los componentes de refuerzo (o simplemente refuerzos) manteniendo la rigidez y la posición de estos. Los refuerzos dotan al conjunto con unas propiedades físicas que mejoran la cohesión y la rigidez. Así pues, esta combinación de materiales confiere al compuesto unas propiedades mecánicas notablemente superiores a las de las materias primas de las que procede.

Es decir, los composites pueden ser cualquier cosa. En el ámbito que nos ocupa este artículo, vamos a hablar indistintamente de composite y madera tecnológica. Ahora bien, ¿qué es la madera tecnológica? A ver cómo os digo esto… pues la madera tecnológica al igual que el composite puede ser casi cualquier cosa. Si, habéis oído bien, casi cualquier cosa. No se encuentra regulación al respecto que indique qué sustancias y en qué proporción pueden formar parte de un composite para ser considerado madera tecnológica. Sin embargo, al tratarse de un pavimento, le afectan las mismas normas que al resto de suelos.

Pasando esta página de reivindicación por los derechos de los consumidores, vamos a entrar ahora en materia.

COMPOSICIÓN MADERA TECNOLÓGICA

Como decíamos, una tarima tecnológica puede ser casi cualquier cosa. Lo de “casi” es importante porque una de las cosas que si debe integrar en su composición son las fibras de madera, que pueden proceder de plantaciones forestales para tal efecto o ser fruto del reciclaje. Estas fibras se mantienen unidas entre sí por diversas sustancias de origen plástico y además se le añaden aditivos para modificar su aspecto y su comportamiento frente a los elementos atmosféricos, le proporcionan resistencia mecánica, impermeabilizantes y un largo etcétera.

Contenido en madera:

Analizando las fichas técnicas de varios fabricantes/distribuidores de tarima tecnológica, nos encontramos con la realidad de que no todos declaran el contenido en fibras de madera que contienen ni tampoco su procedencia. No es lo mismo hacer suelos de madera tecnológica con maderas recicladas o residuos de madera, que talar un bosque, sobre todo si lo que me estás vendiendo es que se trata de un producto respetuoso con el medio ambiente y en el que no se ha talado un árbol para su fabricación. Obviando esta realidad, que no es poco importante, podríamos decir que los que si publican esta información indican que sus tarimas contienen entre el 45-65% de fibras de madera con procedencias que varían, desde explotación de bosques sostenibles con certificado FSC, papel reciclado, residuos de la industria de la madera…

Polímeros plásticos:

Generalmente polipropileno, polietileno y PVC. Hemos analizado 10 fichas técnicas de 10 fabricantes reconocidos y únicamente 3 de ellas muestran información clara sobre estos compuestos, siendo el polietileno y el polipropileno los polímeros plásticos declarados de uso más frecuente (a ver si sacamos tiempo y hacemos un estudio de al menos 25-50 fichas técnicas para poder tener una estadística más fiable).

Agradecimientos a Miguel Ángel Masegosa por la imágen. Original disponible aquí.

Aditivos:

Este es el secreto mejor guardado. Normalmente representan entre el 5 y el 10% y son los encargados de proporcionar a la tarima tecnológica características más específicas: resistencia mecánica, dureza y resistencia al rayado, comportamiento frente a cambios de temperatura, color, textura…

Por mantener la línea editorial de este artículo, nos gustaría hacer una reflexión acerca de la composición de las tarimas tecnológicas y la tendencia que, según nuestra opinión, debería tener el mercado:

Contenido en madera:

Deberíamos decir, procedencia de los materiales lignocelulósicos. Para nosotros, deberían proceder siempre de subproductos de la industria maderera, maderas recicladas, industria del papel… Tenemos la oportunidad de aprovechar un subproducto o darle salida a un material usado mediante su reciclado. Hagámoslo.

Materiales plásticos:

Además de declarar qué componente específico tiene y en qué proporción, sería importante pensar de nuevo en economía circular y aprovechar residuos plásticos para su fabricación. No estamos pidiendo algo imposible, ya hay empresas que lo están haciendo.

Agradecimientos a Crispon Semmens por la imagen. Original disponible aquí.

Aditivos:

Aquí nos damos de bruces con la industria plástica y será prácticamente imposible conseguir algún avance. En general todos los plásticos llevan aditivos, pero nadie sabe qué aditivos. Lo único que pedimos es que los fabricantes sean más transparentes en la información que nos proporcionan. No queremos saber la receta completa de la coca cola, pero al menos saber qué ingredientes tiene, no vaya a ser que sea alérgico a alguno de ellos.

TIPOS DE TARIMAS TECNOLÓGICAS:

Existen diferentes tipos de madera tecnológica en función de su estructura y proceso de fabricación:

Tarima tecnológica alveolada o ventilada:

Se producen generalmente por extrusión, siendo huecas en su interior. Son las más comercializadas y las que menor coste tienen. Al tener una cámara de aire en su interior, se calientan ligeramente menos que las tarimas macizas, pero también son menos resistentes. A la hora de evaluar una tarima de este tipo es importante tener en cuenta el espesor de las paredes y los remates en las testas laterales. Espesores demasiado finos y testas poco sólidas van a reducir la vida útil de nuestra tarima considerablemente. Importante evaluar también la solidez y la resistencia al rayado. Algunas tarimas se arañan fácilmente o se desmoronan, lo que indica fallos en la fabricación o materias primas de baja calidad.

En el momento de seleccionar un modelo u otro, tendremos que tener en cuenta también su tratamiento antideslizante, sobre todo si pensamos utilizarla en el ámbito de una piscina.

Hay que considerar que este tipo de tarimas suele ser porosa, por lo que no son muy recomendables en espacios donde se prevea suciedad más o menos abundante (cocinas, comedores, baños…).

Tarima tecnológica maciza:

Se fabrican mediante un proceso similar a las tarimas alveoladas, pero en la extrusión no se generan huecos internos. Es el tipo de tarima que se recomienda en zonas de uso intensivo, dada su resistencia mecánica. Sin embargo, si no ha sido encapsulada será un material poroso que puede tener ciertos problemas con determinadas manchas.

Agradecimientos a Neoture por la imágen. Original disponible aquí

Tarima tecnológica encapsulada:

A diferencia de las anteriores, la madera tecnológica resultante del proceso de extrusión es recubierta con una película plástica, normalmente de PVC, haciéndola impermeable a manchas y determinados productos químicos. El encapsulado permite además modificar completamente la apariencia de la tarima al incorporar diseños que recuerdan la veta de la madera, piedra, etc. Es el tipo de tarima especialmente indicado para la hostelería.

Agradecimientos a Neoture por la imagen. Original disponible aquí.

Si atendemos ahora a la textura de la tarima, vamos a encontrar cuatro tipos:

Lisas:

Se presentan lijadas para mejorar sus características antideslizantes.

Rayadas:

Normalmente en combinación con una cara lisa. Aportan características antideslizantes al evacuar el agua a través de las ranuras. Dependiendo de la ubicación de la tarima se puede combinar una cara lisa con una rayada.

Textura madera:

En el proceso de fabricación se estampa sobre la lama un molde que recuerda a la veta de una madera natural. No hay diferencias de color, sólo de textura. Al igual que con la tarima rayada, normalmente la otra cara es lisa.

Veteado real:

Únicamente posible en las tarimas encapsuladas. El recubrimiento exterior permite la impresión de patrones multicolor que hacen más realista el aspecto de madera natural o del material al que quieran imitar.

INSTALACIÓN DE TARIMAS DE MADERA TECNOLÓGICA

Al igual que cualquier otra tarima y tal y como explicamos en este post, una tarima de madera tecnológica se instala sobre rastreles nivelados en una superficie rígida, preferiblemente hormigón o una estructura metálica.

Deberemos atender a las indicaciones de cada fabricante para cada modelo de lama, pues no todas tienen la misma resistencia y requieren rastrelados diferentes.

La gran mayoría de estas tarimas se instalan mediante clips ocultos, que podrán ser plásticos o metálicos. Estos clips, además de fijar la tarima al rastrel, facilitan la instalación, al ayudarnos a mantener una distancia homogénea en toda la instalación.

Posibles dificultades en la instalación

Nos encontramos con el problema de que la gran mayoría de las tarimas de madera tecnológica (por no decir todas) carecen de terminaciones apropiadas para las uniones transversales, por lo que tendremos que tener en cuenta una separación entre lamas para evitar problemas por posibles dilataciones (lo mejor es que os informéis directamente contactando con el fabricante).

A diferencia de la madera, que podremos lijar para corregir pequeñas irregularidades en la instalación, con el composite no vamos a poder hacer esto. Es fundamental que toda la instalación se realice prestando atención a todo el proceso, desde la creación de la subbase de hormigón/estructura de reposo, la colocación y nivelación de los rastreles y la colocación de las lamas de madera tecnológica.

La madera tecnológica admite muy bien el corte con sierra de calar, pero hay que tener en cuenta que las lamas se ensayan teniendo en cuenta el comportamiento de una lama completa. En el caso de las lamas alveolares, nos vamos a encontrar con problemas a la hora de hacer cortes en las lamas para, por ejemplo, ajustarnos a una curva. En estos casos, se generan zonas muy estrechas, “pequeños picos” que si no están bien sujetos tenderán a levantarse. Así que no escatimemos en la instalación. A una tarima de muy alta gama deja de serlo cuando es instalada por personal no cualificado.

CONCLUSIONES:

La madera tecnológica es un material que cada vez se demanda más por la sociedad:

  • Que lo considera cómodo, al entender que no requiere mantenimiento.
  • Que lo incluye dentro de los materiales respetuosos con el medio ambiente (aunque ya hemos visto que esto es muy relativo).
  • Que lo considera económico frente a algunas maderas tropicales.

Sin embargo, sigue siendo un producto poco transparente y del que demandamos más información sobre su composición y el origen de las materias primas empleadas en su fabricación.

Como vimos en este otro artículo, tiene muchas ventajas, pero tiene un inconveniente que queremos recordar aquí. Las tarimas de madera tecnológica no se pueden restaurar, por lo que es fundamental que escojamos un fabricante de calidad y una instalación de calidad para alargar al máximo posible la vida útil de nuestra tarima.

Suelos de exterior I. Tarimas y similares

Actualmente tenemos infinidad de opciones a la hora de pensar en los suelos de nuestro jardín:

  • Pradera natural: cada vez más en desuso por los costes de mantenimiento, la preocupación de la sociedad por el medio ambiente y por la implantación de nuevos materiales sustitutivos (ej.: césped artificial).
  • Las superficies con gravas decorativas: una de las soluciones más económicas, dependiendo del tipo de grava, pero que no es adecuada para todas las situaciones. Incluiríamos aquí también los suelos desnudos.
  • Los solados con material cerámico, porcelánico o similar: dada la infinita gama de suelos, estos se merecen un post aparte. En cualquier caso, una de las soluciones más duraderas siempre y cuando se haya realizado sobre una solera de hormigón armado de al menos 15 cm y no se haya escatimado en los materiales (el cemento cola, ese gran desconocido que nos puede dar tantas alegrías como quebraderos de cabeza). En general tienen un coste elevado, pero dependerá en gran medida del tipo de suelo escogido, ya que el precio por metro cuadrado puede variar enormemente desde 20€ o menos el metro cuadrado hasta (lo que nos queramos gastar, literalmente).
  • Entarimados: básicamente un cajón desastre de distintos materiales que comparten un mismo sistema de montaje: que van colocados sobre rastreles. Este es el tipo de suelos en el que nos vamos a centrar en esta entrada.
Agradecimientos a “Sant Just Parquets” por la imagen. Original disponible aquí

ENTARIMADOS. DEFINICIÓN Y CONSIDERACIONES EN LA INSTALACIÓN.

Un entarimado se caracteriza, como decíamos antes, por un sistema constructivo formado por rastreles sobre los que colocamos nuestro suelo de manera perpendicular a éstos.
El rastrel, normalmente es un perfil metálico que se fija al terreno atornillado y con algún adhesivo de montaje. Se suelen colocar con una separación de entre 35-50 cm, dependiendo de las indicaciones de cada fabricante (no todas las tarimas de exterior tienen igual resistencia mecánica y habrá que adaptar el rastrelado a cada situación única).

Agradecimientos a “Neoture” por la imagen. Original disponible aquí.

Es esencial que el rastrelado se haga sobre una superficie rígida y lo más nivelada posible para facilitar la colocación. En este sentido, nos vamos a encontrar 3 sistemas de montaje diferente:

  • Montaje sobre solera de hormigón: en la mayoría de los casos es el sistema que mejores resultados da. Si bien es cierto que hace complicada la reversibilidad del montaje (para quitar la tarima hay que picar y quitar una solera), la durabilidad de la tarima la hacemos llegar a la vida útil de los materiales. Hacer un montaje sobre una estructura rígida y resistente evitará problemas de hundimiento en el terreno que provocarían que la tarima teminara por levantarse. Sin embargo, hay situaciones en las que no es posible hacer una solera y recurriremos a una estructura metálica.
  • Montaje sobre estructura metálica: vamos a ejecutar este tipo de montaje en situaciones en las que no sea posible realizar una solera de hormigón. Ejemplos: cubiertas de edificios no transitables en las que aprovechamos los elementos estructurales (que si nos permiten soportar una carga) para apoyar nuestra estructura metálica y sobre ésta, colocar nuestra tarima, transformando una azotea sin uso en otra zona utilizable del edificio. Otra situación es cuando tenemos que salvar un desnivel o pendiente considerables y resultaría considerablemente más caro realizar el movimiento y contención de tierras que plantar una estructura metálica.
Agradecimientos a “Neoture” por la imagen. Original disponible aquí
  • Montaje sobre estaquillado de madera: sin duda la opción más económica, pero con una vida útil muy limitada. Si bien es cierto que muchas empresas trabajan con este sistema de montaje, nuestra experiencia nos dice que la durabilidad de la tarima va a ser muy inferior a la que tiene lugar en las dos situaciones anteriores. Aunque es posible realizar el estaquillado con madera tropical tratada para incrementar su durabilidad, en un suelo se producen deformaciones de mayor o menor envergadura cuando cambia el contenido de agua en el suelo. Con el tiempo, estas deformaciones provocan ligeras inclinaciones en estas estacas, resultando en el movimiento, levantado y en la deformación de las lamas.

ENTARIMADOS. TIPOS DE TARIMAS. MATERIALES

Actualmente existen en el mercado tantas soluciones como situaciones podamos encontrarnos. Sin embargo, podemos diferenciar tres grandes grupos dependiendo del material empleado en la fabricación de la tarima:

  • Tarimas de composite: la definición de composite nos dice que se trata de «materiales sintéticos mezclados heterogéneamente formando un compuesto, como su nombre indica. Están formadas de moléculas de elementos variados». Es decir, un composite puede ser cualquier cosa. En el caso que nos ocupa, el término composite se está sustituyendo por el término «Madera sintética». Aunque todavía se trata de un término bastante ambiguo, por lo menos encontramos una definición más ajustada: «Material fabricado a partir de residuos de la madera y plásticos, resultando en un material de mayor durabilidad y menor tratamiento. También se incluyen en esta definición a compuestos enteramente sintéticos cuyo acabado imita el aspecto de la madera natural». En fin, que necesitaríamos otro post únicamente para hablar sobre la calidad y tipos de composite. En este caso nos vamos a centrar en los composites formados por viruta de madera y otros materiales (normalmente resinas sintéticas y aditivos).
Agradecimientos a “Jeremy Levine” por la imagen. Original disponible aquí
  • Tarimas de madera: distinguiremos en este apartado dos grandes grupos, tarimas de madera tropical y tarimas de madera no tropical. Las primeras se caracterizan por la dureza y durabilidad de su madera, con elevadas densidades y con una durabilidad muy alta. Las segundas se caracterizan por tener un coste considerablemente más bajo, lo que también termina apreciándose en la vida útil de nuestra tarima.
  • Otros materiales: no vamos a dedicar más que estas líneas a los otros materiales. Estaríamos hablando de entarimados formados por paneles de materiales compuestos adaptados a la intemperie. Es un cajón desastre en el que incluimos todo aquello que no es una tarima propiamente dicha, pero cuyo sistema de montaje es similar, mediante rasteles. Vamos a poner dos ejemplos, el Viroc y los paneles fenólicos. En principio dos materiales que no se diseñaron para cumplir la función de un suelo, pero que a día de hoy se están empleando por la versatilidad que ofrecen.

COMPARATIVA

CARACTERÍSTICA COMPOSITE MADERA
Mantenimiento Prácticamente inexistente. No requiere tratamientos de protección, únicamente limpieza. Dependiendo del clima de la zona pueden ser necesarios dos tratamientos con aceite protector al año.

A diferencia del composite, la madera sufre cambios al cambiar la humedad en el ambiente, pudiéndose producir fisuras y deformaciones. Los tratamientos con aceite hidratan la madera minimizando estos efectos.

Porosidad y manchas profundas Dependiendo del tipo de composite. Existen en el mercado modelos encapsulados completamente impermeables a las manchas y muy recomendables en zonas de comedor, restaurantes…

Sin embargo, muchos de los productos de composite no son impermeables, lo que tendremos que considerar si lo queremos utilizar para hacer un entarimado en una zona donde sean probables las manchas.

La madera es un material poroso, por lo tanto, es susceptible a ser manchada por sustancias que puedan penetrar y rellenar esos poros. Sin embargo, los tratamientos con aceite protector minimizan el efecto de estas manchas al ocupar los poros y sellarlos. Por este motivo es muy importante no menospreciar estos tratamientos.
Rayaduras y otros daños superficiales. Restauración Dependerá en gran medida de la calidad del material. Existen en el mercado composites de gran densidad y que resultan muy difíciles de rayar, pero también existen materiales de muy mala calidad. Una de las pruebas de calidad que le tenemos que hacer a un composite es precisamente este: evaluar su dureza rayandolo con distintos materiales.

A diferencia de la madera, estas rayaduras permanecerán para siempre, pues prácticamente no existen productos que se puedan acuchillar para eliminar la capa superficial deteriorada. No se puede restaurar.

Va a depender de la dureza de la madera. Maderas tropicales de alta densidad casi no sufren el rayado ni las deformaciones ocasionadas por la caída de objetos pesados en comparación con otras maderas más blandas, menos densas y más económicas.

En cualquier caso, una ventaja que tiene la madera natural es la posibilidad de realizar lijados más o menos profundos para eliminar estas irregularidades causadas por el uso. Importante, después de cada lijado tendremos que aplicar aceite protector para evitar que la humedad penetre en los poros expuestos.

Si se puede restaurar.

Aspecto/calidad visual. A diferencia de la madera, el composite es un material completamente artificial. Esto nos permite obtener infinidad de terminaciones distintas en una gama de color muy amplia.

Nosotros preferimos las tarimas que no pretenden parecerse a la madera y que por sí mismas tienen el carácter de un material contemporáneo.

No nos gustan las cosas que pretenden ser lo que no son.

Al final una madera tecnológica tiene el aspecto de un material plástico, por mucho veteado que le hagan en el proceso de fabricación.

Aportan más calidez y naturalidad al conjunto. El veteado es auténtico y no es un patrón que se repite (como puede suceder con las tarimas imitación madera de calidad cuestionable).

Es un material que combina perfectamente con acabados más duros, como el hormigón visto, suavizando su aspecto a la vez que resalta las características estéticas de éste.

Aunque existe en el mercado gran variedad de productos, la gama no es comparable a la del composite.

En cuanto a los colores, si bien la madera se puede lacar (Dios mío lo que estoy diciendo!!) por favor, no lo hagáis o por lo menos hacedlo con maderas baratas o pedírselo a otro. Precisamente lo que buscamos al instalar un suelo de madera es precisamente que se vea la madera.

Si queremos un suelo de colores, tenemos otras opciones.

Confort Si, la madera tecnológica se calienta y puede llegar a quemar. Esto dependerá en gran medida del proceso de fabricación, pero sobre todo del color elegido. En cualquier caso, la madera tecnológica se calienta considerablemente más que la madera natural. Una tarima de madera natural se calentará en menor medida que una de madera tecnológica. Sin embargo, dependiendo de la calidad y si no está bien cuidada y, sobre todo, si la instalación no se ha realizado correctamente, pueden llegar a producirse fisuras que den lugar al desprendimiento de astillas.
Comportamiento a la intemperie Al tratarse de un material plástico, puede sufrir importantes deformaciones debido a las sucesivas contracciones y dilataciones. Aquí es donde la calidad marca la diferencia. Tanto la calidad del producto, como de la instalación, que haya tenido en cuenta este fenómeno. A diferencia del composite, no es esperable que se produzcan grandes deformaciones debido a la dilatación/contracción por calor. A la madera le van a afectar sobre todo las diferencias en la humedad ambiente. Al tratarse de un material poroso, es capaz de absorber la humedad del ambiente, hinchándose (provocando deformaciones) y cuando la humedad baja, se seca (encogiendo y produciendo grietas).

Este fenómeno dependerá del tipo de madera, mucho más frecuente en maderas blandas (pino, abeto…) que en maderas duras (ipe, iroko, teka…) y también de la calidad del producto. Estas maderas se tratan en su proceso de fabricación y estas características dependerán en gran medida de estos procesos.

En cualquier caso, recordamos la importancia de mantener hidratada la madera con aceites protectores para minimizar este efecto, sobre todo en tarimas de maderas blandas.

Ahora ya sabes un poquito más sobre las distintas opciones que tienes a la hora de elegir una tarima de exterior. En sucesivos post iremos desarrollando cada una de las opciones de manera más detallada.

Si quieres que nos pongamos en contacto contigo para pedir información sobre nuestras tarimas, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de atenderte.

Piet Oudolf y los jardines naturales.

Si el otro día hablábamos de Gilles Clément y su Tercer Paisaje, hoy le toca el turno a Piet Oudolf y a su "New perennial movement".

Nacido en los años 40 en Holanda y después de varios trabajos, probó suerte en la jardinería con 25 años. A finales de los 70 fundó su primera empresa de jardinería junto a su esposa, empresa que cerraría años más tarde para dedicarse exclusivamente al diseño de jardines.

Aunque en sus inicios mostró fuerte interés por Mien Ruys, con el tiempo se inclinó hacia un estilo aún más natural al conocer a Wolfgang Oehme, Karl Foester, Rob Leopold y Henk Gerritsen entre otros.

Oudolf utiliza principalmente hierbas y plantas perennes en sus jardines, las flores no ocupan un protagonismo principal en sus composiciones. Al igual que Gilles Clément, Piet Oudolf no ve el jardín como una decoración, sino como un proceso, una evolución constante de una vegetación cambiante a lo largo del año, una vegetación a la que se le permite expresarse.

Aunque las flores no sean el motivo principal de sus diseños, más definidos por la estructura y la forma que por el color, este diseñador utiliza una composición de púrpuras, morados, naranjas y ocres como contraste con el verde del follaje o el amarillo durante la época estival.

Los jardines pueden y deben funcionar como un ecosistema, se pueden y se deben imitar las comunidades vegetales de la naturaleza e importarlas al diseño de espacios verdes. Para Piet Oudolf, la apariencia es irrelevante. Sin embargo, entra en contradicción consigo mismo al introducir el uso de setos formales de estilo neo-formalista, con formas onduladas y de aspecto más natural y ha recibido las críticas de otros paisajistas como Roy Strong por esto, llamando a su estilo "barroco incómodo para el viento".

Trabajando principalmente con variedades de plantas herbáceas perennes Oudolf prioriza el ciclo de vida estacional de una planta sobre las consideraciones decorativas como la flor o el color. Dice: “Un jardín es emocionante para mí cuando se ve bien a través del año, no sólo en un momento particular, quiero que sea interesante en todo tipo de clima, en principios de primavera y finales de otoño. Para Oudolf un jardín no es un paisaje que se mira, sino un proceso dinámico que siempre está cambiando. Usa sobre todo especies autóctonas, silvestres, hace un estudio de la flora circundante o adaptada y favorece la vida animal, y diferenciar el paso de las estaciones.

Su fama se consolidó con el diseño de la vía verde de Nueva York, sobre la antigua línea ferroviaria elevada que se construyó en los años treinta en el lado oeste de Manhattan, el High Line. El recorrido actual tiene una longitud de unos dos kilómetros, en los que se puede caminar, tomar algo en los puestos del recorrido o descansar en los bancos. El High Line Elevated Park es desde su creación, es una de las visitas imprescindibles de Nueva York.

A parte de un jardín privado en Barcelona, no se le atribuyen más jardines en España.

 

De arriba a abajo, las imágenes de la derecha se corresponden con:

- Maximilian park, en Alemania.

- Lurie Gardens, dentro del Millenium Park de Chicago.

- High line en Nueva york.

Pinos, madera y césped artificial.

Desde que conocemos el césped de Albergrass , no dejamos de asombrarnos con las posibilidades que tiene, su calidad, lo fácil de manipular que es y la satisfacción que nos muestran nuestros clientes.

No todos los céspedes son iguales, eso ya lo sabéis, pero lo que no tendréis muy claro es cómo distinguir calidades. Os damos unas pistas y os enseñamos uno de nuestros últimos trabajos.

Para nosotros es muy importante que el césped tenga el distintivo OEC (Origen Español Certificado):

Esto obliga a las empresas a garantizar que el proceso productivo se realiza en España y que la empresa desarrolla su I+D dentro del territorio español. Sí, habéis oído bien, I+D. Desde que trabajamos con ellos no han parado en la mejora de sus distintos productos, el modelo Delta II no se llama así en honor a ningún piloto de guerra, es la segunda versión del primer modelo Delta que se desarrolló, lo mismo con el Step III y así con todos los que tienen un número romano como compañero.

- Esto está muy bien, pero a mí, como consumidor, ¿en qué me beneficia?

Esto te beneficia porque Albergrass tiene en todo momento el control de la producción, hay una trazabilidad exquisita del producto. Esto nos permite poder reponer prácticamente cualquier instalación pasada con la menor distorsión del color. Al conocer la procedencia de la materia prima, podemos reproducir exactamente el mismo código de color del césped que te instalamos. Nos permite comunicar a fábrica directamente los posibles errores de producción que hayan tenido lugar y retirar un determinado lote, etc.

Es importantísima la calidad de los materiales que configuran un césped artificial:

Tanto de las fibras, como del material de soporte o backing.

Un césped artificial de calidad, debería tener una mezcla de distintos tipos de materiales plásticos (polietileno, polipropileno, nylon) ya que cada uno aporta una característica diferente al césped. El polietileno es el más suave de los tres, pero tiene tendencia a doblarse con facilidad, por lo que debe combinarse con polipropileno, más áspero al tacto que el anterior, pero que proporciona rigidez frente al encamado. Tampoco podemos abusar de este último, por muy barato que resulte, porque tiene tendencia a enredarse, lo que dificulta la recuperación del césped. Por último, el nylon, utilizado en los céspedes de mejor calidad, que aporta rigidez sin el inconveniente de los enredos.

En cuanto al material soporte, este debe ser flexible a temperatura ambiente, pero no quebradizo, debe cubrir de manera correcta las fibras del césped artificial y debe ser de un material resistente y duradero. Os damos una pista, que no lleve una malla geotextil en una de sus capas, que sea de color negro y que lleve latex de calidad. Las dos primeras son fáciles de ver, la última os la dirá el vendedor (si conoce el producto, claro).

En fin, ya vemos que detrás de un césped artificial hay mucho más que un mero material decorativo, por eso, como en otros productos hay distintas calidades y distintos precios.

El proceso de fabricación no puede pasar por alto:

Cuando uno pisa la fábrica de Albergrass por primera vez nota la solera que tiene esa fábrica y es que son ya tres generaciones dedicadas a la industria textil. Se trata de una empresa familiar que siempre nos recibe con los brazos abiertos y de la que nos sentimos uno más.

Aunque haya mucha tecnología detrás, el proceso de fabricación es casi artesanal. La fábrica en acción es un no parar de bobinas agitándose, máquinas haciendo ruido y lo que más llama la atención, gente concentradísima en su trabajo y perfectamente coordinada. Una pena  no haber podido filmar aquello para ponerle el vals "El Danubio Azul" de banda sonora.

La instalación y el conjunto del diseño no pueden quedarse atrás:

Por muy bueno que sea el producto, si no se sabe instalar correctamente, el resultado nunca será el mismo. Si además le sumamos que un césped artificial por si mismo no es más que un trozo de plástico con pelos verdes, el resultado de una mala instalación o un mal diseño pueden arruinarnos, literlamente.

En las imágenes que acompañan este post, podemos ver que el punto de partida era ya bueno de por sí, una vivienda de estilo rústico en el medio de un pinar, con árboles con un buen porte y con la única condición de no cortar ninguno (condición que nos agradó enormemente). Se diseñó una plataforma de tierra, a nivel con la vivienda, para generar un espacio cómodo, aprovechando el desnivel para permitir a la vegetación natural estar presente pero en un segundo plano, lo que proporciona sensación de orden en un contexto natural, sin que lo salvaje de la naturaleza entre dentro de las zonas de uso del jardín, pero sin dejarla de lado totalmente.

Sobre esta plataforma se creó una pérgola de madera sencilla en la que esperamos continuar el año que viene haciendo un paseo que permita entrar dentro de las copas de los árboles y tener una perspectiva completamente distinta del jardín.

Un espacio altamente funcional en la que introducimos un material moderno como el césped artificial en un contexto rústico sin que esta rusticidad se pierda.

GILLES CLÉMENT Y EL MANIFIESTO DEL TERCER PAISAJE

Cunetas, solares y demás zonas residuales son el foco de atención de Gilles Clément. En su libro El Manifiesto del Tercer Paisaje pone el foco en estos lugares, estableciendo un programa para integrarlos dentro del paisaje urbano o las zonas de transición entre la ciudad y el campo.

En la primera parte del libro hace una exposición de la sucesión ecológica que tiene lugar en estos espacios y de la necesidad de mantener dicha evolución. Desde la pradera naturalizada, creada por plantas pioneras capaces de desarrollarse y competir en espacios totalmente alterados por el ser humano, pasando por el establecimiento de pequeños arbustos, que aprovechan el cobijo y la transformación que ha tenido lugar en el suelo por la presencia de estas plantas pioneras. Finalmente, tras años de no intervención y, siempre que no ocurran fenómenos naturales destructivos, podrá llegarse al climax, en el cuál las especies arbóreas sustituirán a los arbustos y se generará un ecosistema cada vez más estable y con los individuos cada vez más interrelacionados.

En su manifiesto, Gilles Climént hace verdadera apología del desarrollo libre de estos ecosistemas, promoviendo la conexión entre ellos para crear corredores ecológicos y limitando la acción del hombre a siegas esporádicas y riegos de apoyo en momentos puntuales.

 

"Clément expone que en la mayoría del paisajismo actual predominan dos riquezas: los árboles y la hierba. Esa reducción ha terminado con muchas diversidades. Sin embargo, las características del Tercer paisaje, donde muchas veces no pueden llegar las máquinas, hacen de él un espacio para esa “policultura perdida”, un territorio refugio para la diversidad.

Clément sostiene también que la industria, o el turismo en la ciudad, producen tantos espacios residuales como la agricultura en el campo. Así, si en la naturaleza es el relieve —los lugares de difícil acceso—, lo que contribuye al mantenimiento de la diversidad, en el urbanismo son los terrenos a la espera los que se convierten en refugio de especies que no encuentran lugar en otro sitio."

"- ¿Qué es el Tercer estado?

- TODO

- ¿Qué ha logrado hasta ahora?

- NADA

- ¿Qué aspira a lograr?

- ALGO"

Las imágenes que mostramos más abajo son claros ejemplos de lo que es el Tercer Paisaje. Un canal abandonado en el que se establecen gramíneas, sedum y otras rastreras de alta rusticidad y en la que empiezan a ocupar el lugar pequeños arbustos. Una gravera rodeada de gramíneas, amapolas, cardos y retamas, un paisaje del tercer estado brotando de una escombrera. Una tapia y un talud llenos de vegetación espontánea en primavera.

 

ATELIER VIERKANT. JARDINERAS Y MOBILIARIO DE LUJO

Fundada en Bélgica en 1992 por Willy Janssen para fabricar las primeras jardineras cuadradas de terracota, Atelier Vierkant ha evolucionado a lo largo de estos años, fascinando a arquitectos, paisajistas y diseñadores.

La característica que define a Atelier Vierkant es que cada objeto se ha hecho con las manos y de manera individual, por lo que resulta en una pieza única.

Si lo que estás buscando es la exclusividad, esta es una de las firmas que no puedes dejar pasar.

 

Al igual que otros fabricantes, trabaja por colecciones, permitiendo la combinación de distintos elementos para un mismo proyecto. Muchas de las colecciones comparten pigmentación, por lo que las combinaciones se vuelven interminables.

Al ser una fábrica relativamente pequeña podemos encontrarnos que muchos de sus productos no están en stock en un momento determinado, por lo que os recomendamos que busquéis objetos que tengan en stock si no queréis esperar meses hasta que decidan, o no, hacer un nuevo lote. Como os comentábamos al principio, se trata de objetos exclusivos y una parte importante de esta exclusividad está en la limitación en el número de unidades y lotes.

AUO Series

Diseñada por Osiris Hertman, consigue combinar una figura geométrica casi artificial en un conjunto que recuerda a un panel de abejas. La repetición del hexágono como elemento principal no está reñida con el estilo orgánico a través de la textura, que nos recuerda a unas huellas dactilares. Huellas que son la firma del artesano y que nos indica el origen de este objeto, las manos de un escultor.

MLS Series

La rugosidad de su textura junto con los tonos pastel escogidos para la serie transforman a esta jardinera en un objeto ecléctico que combina rusticidad y minimalismo, pudiendo encajar prácticamente en cualquier contexto o siendo protagonista en la escena.

AS Series

A veces no sabemos hasta que punto son macetas o se trata de esculturas, y es que cualquier serie de Vierkant puede funcionar como una escultura dentro de un jardín. Es el caso de esta serie, concebida para aportar verticalidad a cualquier conjunto, de textura mucho más suave que las anteriores y también disponible en acabados vidriados.

DUNE Series

De nuevo, otro conjunto de esculturas verdes para cualquier tipo de espacio. Tienen la ventaja de poderse utilizar también como bancos, dando lugar a composiciones y diseños muy interesantes.

Os recomendamos que visitéis su web y veáis todas las posibilidades que ofrece Atelier Vierkant de cara al diseño y construcción de jardines y decoración.

 

Si queréis más información, no dudéis en contactarnos mus@muspaisajismo.es

VONDOM. MOBILIARIO DE EXTERIORES MADE IN SPAIN

Hace tiempo que no le dedicamos tiempo a nuestro blog. Hoy os presentamos a un fabricante nacional de mobiliario de exteriores con una relación calidad/precio/diseño, inmejorables con la que podrás contar para casi cualquier proyecto paisajista.

Se trata de la firma VONDOM. El origen de esta marca se remonta al año 2006, nace a partir de la empresa Plastiken, con el objetivo de marcar tendencias y encontrar la diferenciación en un mercado saturado, hasta que se ha situado como una empresa independiente que en 2012 ya contaba con 130 trabajadores.

VONDOM se define como "Joven, innovador, emprendedor y dinámico" y, a nuestro juicio lo consiguen. Marcan tendencia todos los años y sus catálogos se han posicionado como un referente dentro del diseño de mobiliario de exterior, incluyendo muebles propiamente dichos, iluminación, pérgolas, jardineras y otros objetos decorativos.

Una de las cualidades que más destacaríamos de esta firma es la selección de diseñadores, entre los que destacan Ramón Esteve y Javier Mariscal, entre otros.

Una de las ventajas que tiene VONDOM es la de poder seleccionar objetos por colecciones completas, lo que permite dar coherencia y homogeneidad en el diseño. Además, muchas de sus colecciones son compatibles entre sí ya que comparten gamas de colores y acabados, lo que da lugar a infinitas composiciones en tu terraza o jardín.

Otra de las cosas que nos encanta de VONDOM es la cantidad de información disponible de cada producto, desde las dimensiones y planos de cada objeto, hasta figuras 3d, lo que da lugar a mucha precisión en nuestros diseños y presentaciones.

Uno de los productos que más nos gustan de esta firma son sus jardineras. Con una gama interminable de modelos y tipologías con la que prácticamente puedes acertar en cualquier jardín. Desde modelos sencillos pero de mucha calidad en los materiales, como la serie CUBO, pasando por las líneas suaves de la serie ORGANIC, hasta llegar a la sofisticación de las series FAZ o ADAN.

Si queréis más información o que incorporemos algún elemento de VONDOM en vuestro proyecto, no dudéis en escribirnos a mus@muspaisajismo.es

Algunas cosas que deberíamos tener en cuenta a la hora de pensar en un jardín

A la hora de pensar en un espacio exterior, es importante tener en cuenta aspectos que van mucho más allá de la estética y hacernos las siguientes preguntas:

¿Qué uso le quiero dar al espacio?

Probablemente, esta sea la pregunta más importante. Si pensamos en espacios multifuncionales donde además de un espacio para «estar», queremos darle alguna utilidad más, como una zona de juegos, un cenador, un espacio para la lectura… Es imprescindible que se lleve a cabo una buena planificación. En Mus Paisajismo, consideramos que debe primar la funcionalidad, ya que un espacio que no tiene uso, se degrada. La idea es integrar ese espacio exterior en la vivienda, como si fuese una prolongación de ésta.

 

¿Me gustan las plantas?

El 99% de nuestros clientes nos dicen que sí en una primera aproximación, pero según vamos centrando el proyecto paisajístico, la realidad es que no tanto. A todos nos gusta ver plantas y flores, pero ¿estamos dispuestos a entender lo que significa mantenerlas? Es por este motivo por el cual tenemos que adecuar el proyecto a las espectativas de mantenimiento del cliente. Es mucho mejor un jardín sencillo y con la vegetación y materiales ajustados a nuestras habilidades como jardineros/manitas, que un jardín algo más complejo si no se tienen en cuenta las necesidades de mantenimiento. Este es uno de los motivos por los cuales apostamos por el césped artificial, sobre todo en superficies reducidas en las que un césped natural sólo nos va a dar problemas.

¿Estoy dispuesto a dedicar unas horas al mantenimiento y limpieza del espacio?

Como cualquier otra habitación de nuestra casa, el jardín requiere de una serie de cuidados para asegurar la vida útil del mismo y conseguir una evolución adecuada. A diferencia de una cocina o un baño, en un jardín nos encontramos con elementos vivos que evolucionan con el tiempo y en los que cualquier intervención mal realizada puede tener consecuencias nefastas. Por eso, en MUS siempre te vamos a preguntar si vas a contratar un servicio de mantenimiento o cuántas horas pensabas dedicarle a tu jardín cada semana. Si bien es cierto que para un jardín pequeño y sin pradera, con una hora o un par de horas suele ser más que suficiente, para jardines con céspedes y plantaciones de cierto tamaño, el mantenimiento del jardín te puede restar muchas horas de descanso o llevar consigo un coste de mantenimiento y agua asociados con los que no contabas.

¿Quién va a usar el jardín?

Otra de las preguntas del millón. Muchas veces pensamos que los niños o las mascotas (sí, los meto en el mismo grupo) van a ser respetuosos con nuestras plantas y demás elementos del jardín. Por experiencia os decimos que todo lo contrario, los parterres de flores o vivaces suelen resultar idóneos para que nuestras mascotas hagan sus hoyos, afilen sus uñas o descubran hábitos culinarios desconocidos. Lo mismo sucede con los niños y con los bebés, para ellos el jardín no es más que un espacio de juegos donde «destrozar» es parte de la diversión.

Por todo esto, es importante que al igual que en el interior de tu casa dejas determinadas cosas fuera del alcance de niños y mascotas, también lo hagas en tu jardín. Ideas sencillas, como jardineras elevadas, parterres delimitados con acero o muretes revestidos de madera, que impidan el acceso o lo dificulten, pueden ser suficientes. Sin embargo, si ya sabemos que tenemos niños y mascotas, igual deberíamos pensar en una zona todo terreno para que puedan hacer el «animal» con las menores restricciones posibles y, a ser posible, separado de nuestra zona de relax o nuestro comedor al aire libre y, por supuesto, de nuestra barbacoa.

¿Cuánto estoy dispuesto a esperar hasta que el jardín llegue a su máximo esplendor?

Esta es otra de las preguntas que nunca olvidamos hacer a nuestros clientes. Es importante tener en cuenta la escala temporal de todos los elementos de un jardín. En el caso de las plantas, aunque el tamaño final del la planta se decide entre el propietario y el paisajista, ya que siempre podemos modificarlo mediante trabajos de poda, podemos distinguir 4 grandes grupos que serían:

Planta que alcanza el tamaño esperado en un plazo inferior a los dos años:

Estaríamos hablando principalmente de flor de temporada y planta vivaz. Se trata de especies de crecimiento relativamente rápido y cuyo marco de plantación debe ser adecuado al espacio donde se plantan, ya que en un corto plazo de tiempo se van a desarrollar cubriendo ese espacio. En la mayoría de los casos será conveniente el uso de planta pequeña, respetando distancias de plantación que permitan un desarrollo adecuado de la planta en ese periodo de tiempo. Esto nos va a permitir reducir el coste en esa partida. Ahora bien, esa parte de la plantación tardará un poco en cubrir la zona y lo tendremos que tener en cuenta.

 

Planta que alcanza el tamaño esperado en un plazo de 2 a 10 años:

Estamos hablando de la mayoría de los arbustos y trepadoras. Para los primeros, ya sea como elementos aislados o formando macizos y setos, puede ser interesante que hagamos una pequeña inversión. Si bien no será necesario que compremos ejemplares totalmente formados, el uso de arbustos de tamaño medio va a acelerar bastante la llegada de este momento de máximo esplendor. Por otro lado, en el caso de arbustos, puede ser interesante desde el punto de vista estético el mezclar distintos tamaños para dotar de más naturalidad a la plantación.

En el caso de trepadoras, dependiendo de la superficie que tengan que cubrir y de la intimidad que busquemos, es importante que al menos lleguen a la altura máxima que queremos cubrir (estamos pensando principalmente en cercados). Una vez alcanzada esta altura, serán las podas que realicemos las que estimulen el desarrollo de tallos que vayan cubriendo dicha superficie.

 

Plantas que alcanzan el tamaño esperado entre 10 y … años.

En general todos los árboles y algunos arbustos de gran porte. En el caso de los jardines públicos, no hay duda de hacia donde debe ir el gasto y ya os decimos nosotros que la planta que se va a colocar va a ser pequeña. Esto tiene una ventaja en lo que a árboles se refiere y es que cuanto más pequeño sea el árbol, mejor será su adaptación al nuevo medio. Por otro lado, la escala temporal de un jardín público, nada tiene que ver con el de un jardín privado. Como ejemplo, el Parque del Oeste de Madrid que con sus cerca de 120 años, está en pleno apogeo en lo que a árboles se refiere. Sin embargo, quienes pensaron ese parque lo hicieron pensando también en nosotros, sus tataranietos.

En un jardín particular, mi consejo es guardar una parte importante del presupuesto en planta para gastarla en los árboles más grandes que podamos. Una vez que alcanzan cierto tamaño en vivero, el desarrollo posterior es considerablemente más rápido y podremos ganarle entre 10-15 años a la naturaleza y reducir la espera al menor tiempo posible. Aún así, nos encontraremos especies de crecimiento especialmente con las que no tendremos más remedio que explicarle a nuestros nietos la labor que tienen que continuar por vosotros.

 

 

¿POR QUÉ AIREAR MI CÉSPED?

El aireado del césped es reconocido como el mejor método para mejorar el intercambio de aire y gases y la asimilación de agua y nutrientes. Debido a la compactación del suelo los céspedes raramente prosperan sin aplicar algún medio de aireación mecánica.
Además de la compactación, la acumulación de fieltro (mas de 12 mm de espesor) puede ser especialmente dañina para el césped. Actúa como una barrera, evitando que el agua y los nutrientes lleguen al suelo.

AIREADO MECÁNICO. 6 BENEFICIOS PARA EL CÉSPED:

  1. Reduce la compactación del suelo.
  2. Perfora y controla el desarrollo del fieltro.
  3. Aumenta la eficacia del riego y el abonado.
  4. Mejora el desarrollo radicular.
  5. Mejora la estructura del suelo.
  6. Disminuye la escorrentía del agua, mejorando la absorción de la misma por parte del suelo.

Antiguamente se aireaba manualmente con una horquilla. Hoy en día tenemos la ventaja de las aireadoras mecánicas que extraen pequeños canutos de tierra y raíces del suelo.

Los huecos dejados en el césped permiten que la humedad y los nutrientes alcancen con facilidad las raíces. A medida que el suelo se expande para rellenar los huecos, la tierra a su alrededor se descompacta.
Los canutos de aireado se acaban deshaciendo y forman un valioso recebo que enriquece la superficie del suelo y ayuda a descomponer el fieltro. Si son muy arcillosos o desea eliminarlos se pueden barrer a mano o mecánicamente.

 

¿CUÁNDO DEBO AIREAR?

Para la mayoría de los céspedes el mejor momento es poco antes o al comienzo de la estación vegetativa. Otoño también es buen momento y se puede airear beneficiosamente durante todo el periodo de crecimiento del césped.

¿CUÁNTAS PERFORACIONES SON PRECISAS?

Para asegurar un descompactado suficiente se recomiendan al menos 100 huecos/m² y hasta 180 huecos/m² en algunos tipos de arcilla u otro suelo muy compactado. Esto requiere pasar por el mismo sitio dos o mas veces. Las perforaciones han de tener de 5 a 7 cm de profundidad para obtener el máximo beneficio.

¿QUÉ HAY DEL ABONADO?

Una aplicación de fertilizante, junto con un riego profundo justo después de airear estimulará el crecimiento de las raíces. Riegos fuertes cada pocos días durante unas semanas forzarán a las raíces a profundizar para soportar mejor la sequía posteriormente.

¿PUEDO RESEMBRAR A LA VEZ?

Si. Una combinación de aireado con resiembra es una idea excelente. El aireado descompacta el suelo, dando a las nuevas plantas mas espacio para desarrollarse.

¿QUÉ HAY DE LAS MALAS HIERBAS?

Los estudios demuestran que el aireado no interfiere en el control de malas hierbas en césped por medio de herbicidas de preemergencia. Puede airearse antes, durante o después del tratamiento.

¿QUÉ RESULTADOS ESPERAR?

Hay que tener en cuenta que el aireado es un proceso a medio plazo y requiere continuidad. Los beneficios de mayor retención de agua y nutrientes, mejor enraizamiento y descomposición del fieltro se mostrarán en forma de un césped mas verde y que resiste mejor el uso precisando menos agua para mantenerse.

 

Airear césped Las Rozas

 

Airear cesped Las RozasCon el fin de que se mantenga en perfectas condiciones todo el año, te recomendamos consultar el servicio para airear césped en Las Rozas que ofrecemos en Mus Paisajismo, ya que somos un estudio orientado a ofrecer soluciones integrales adaptadas a las necesidades de nuestros clientes en todo tipo de jardines y zonas verdes, por eso además de encargarnos del diseño de jardines en Las Rozas, también los hacemos realidad con profesionales que se encargan de todos los trabajos necesarios para ello, así como de mantenerlos para que luzcan sanos y exuberantes en las diferentes estaciones.
El proceso de aireación de césped en Las Rozas consiste en realizar con herramientas específicas agujeros en la tierra de unos 5 a 7 centímetros de profundidad para que esta se oxigene, ya que ayuda a respirar a las raíces del césped y a asimilar mejor el abono que le echamos para que siga creciendo fuerte y sano. En Mus Paisajismo recomendamos realizar este proceso dos veces al año, en primavera y en otoño, pero estamos atentos a las señales que nos indican que ya es hora de airear el césped, para ello utilizamos herramientas específicas que manejan manos de especialistas para garantizar que el trabajo se realiza correctamente.

Nos encargamos de airear el césped en Las Rozas para que se mantenga y desarrolle en perfectas condiciones

Como empresa especializada, realizamos todo tipo de proyectos, desde la decoración de un jardín en Las Rozas hasta una terraza en un piso del centro, utilizando en nuestros diseños los grandes conocimientos que acumulamos sobre plantas, árboles y arbustos, así como nuestra experiencia, para que el desarrollo del jardín sea espectacular en las diferentes épocas del año, con propuestas sostenibles que requieran de un bajo mantenimiento, ajustadas a los gustos y presupuesto del cliente.

Alfombra vegetal para casadecor 2018

Hace ya una semana (ya sabemos que lo nuestro no es el marketing, porque lo suyo hubiera sido subirlo a toda prisa) estuvimos en Casadecor 2018 ayudando a nuestras amigas de Mijardinvertical con una alfombra vegetal. Nosotros pusimos el césped, siempre de Albergrass y ellas la decoración. 

Si queréis verlo, todavía estáis a tiempo. Subid a la última planta, el espacio es inconfundible.