Piet Oudolf y los jardines naturales.

Si el otro día hablábamos de Gilles Clément y su Tercer Paisaje, hoy le toca el turno a Piet Oudolf y a su "New perennial movement".

Nacido en los años 40 en Holanda y después de varios trabajos, probó suerte en la jardinería con 25 años. A finales de los 70 fundó su primera empresa de jardinería junto a su esposa, empresa que cerraría años más tarde para dedicarse exclusivamente al diseño de jardines.

Aunque en sus inicios mostró fuerte interés por Mien Ruys, con el tiempo se inclinó hacia un estilo aún más natural al conocer a Wolfgang Oehme, Karl Foester, Rob Leopold y Henk Gerritsen entre otros.

Oudolf utiliza principalmente hierbas y plantas perennes en sus jardines, las flores no ocupan un protagonismo principal en sus composiciones. Al igual que Gilles Clément, Piet Oudolf no ve el jardín como una decoración, sino como un proceso, una evolución constante de una vegetación cambiante a lo largo del año, una vegetación a la que se le permite expresarse.

Aunque las flores no sean el motivo principal de sus diseños, más definidos por la estructura y la forma que por el color, este diseñador utiliza una composición de púrpuras, morados, naranjas y ocres como contraste con el verde del follaje o el amarillo durante la época estival.

Los jardines pueden y deben funcionar como un ecosistema, se pueden y se deben imitar las comunidades vegetales de la naturaleza e importarlas al diseño de espacios verdes. Para Piet Oudolf, la apariencia es irrelevante. Sin embargo, entra en contradicción consigo mismo al introducir el uso de setos formales de estilo neo-formalista, con formas onduladas y de aspecto más natural y ha recibido las críticas de otros paisajistas como Roy Strong por esto, llamando a su estilo "barroco incómodo para el viento".

Trabajando principalmente con variedades de plantas herbáceas perennes Oudolf prioriza el ciclo de vida estacional de una planta sobre las consideraciones decorativas como la flor o el color. Dice: “Un jardín es emocionante para mí cuando se ve bien a través del año, no sólo en un momento particular, quiero que sea interesante en todo tipo de clima, en principios de primavera y finales de otoño. Para Oudolf un jardín no es un paisaje que se mira, sino un proceso dinámico que siempre está cambiando. Usa sobre todo especies autóctonas, silvestres, hace un estudio de la flora circundante o adaptada y favorece la vida animal, y diferenciar el paso de las estaciones.

Su fama se consolidó con el diseño de la vía verde de Nueva York, sobre la antigua línea ferroviaria elevada que se construyó en los años treinta en el lado oeste de Manhattan, el High Line. El recorrido actual tiene una longitud de unos dos kilómetros, en los que se puede caminar, tomar algo en los puestos del recorrido o descansar en los bancos. El High Line Elevated Park es desde su creación, es una de las visitas imprescindibles de Nueva York.

A parte de un jardín privado en Barcelona, no se le atribuyen más jardines en España.

 

De arriba a abajo, las imágenes de la derecha se corresponden con:

- Maximilian park, en Alemania.

- Lurie Gardens, dentro del Millenium Park de Chicago.

- High line en Nueva york.

Pinos, madera y césped artificial.

Desde que conocemos el césped de Albergrass , no dejamos de asombrarnos con las posibilidades que tiene, su calidad, lo fácil de manipular que es y la satisfacción que nos muestran nuestros clientes.

No todos los céspedes son iguales, eso ya lo sabéis, pero lo que no tendréis muy claro es cómo distinguir calidades. Os damos unas pistas y os enseñamos uno de nuestros últimos trabajos.

Para nosotros es muy importante que el césped tenga el distintivo OEC (Origen Español Certificado):

Esto obliga a las empresas a garantizar que el proceso productivo se realiza en España y que la empresa desarrolla su I+D dentro del territorio español. Sí, habéis oído bien, I+D. Desde que trabajamos con ellos no han parado en la mejora de sus distintos productos, el modelo Delta II no se llama así en honor a ningún piloto de guerra, es la segunda versión del primer modelo Delta que se desarrolló, lo mismo con el Step III y así con todos los que tienen un número romano como compañero.

- Esto está muy bien, pero a mí, como consumidor, ¿en qué me beneficia?

Esto te beneficia porque Albergrass tiene en todo momento el control de la producción, hay una trazabilidad exquisita del producto. Esto nos permite poder reponer prácticamente cualquier instalación pasada con la menor distorsión del color. Al conocer la procedencia de la materia prima, podemos reproducir exactamente el mismo código de color del césped que te instalamos. Nos permite comunicar a fábrica directamente los posibles errores de producción que hayan tenido lugar y retirar un determinado lote, etc.

Es importantísima la calidad de los materiales que configuran un césped artificial:

Tanto de las fibras, como del material de soporte o backing.

Un césped artificial de calidad, debería tener una mezcla de distintos tipos de materiales plásticos (polietileno, polipropileno, nylon) ya que cada uno aporta una característica diferente al césped. El polietileno es el más suave de los tres, pero tiene tendencia a doblarse con facilidad, por lo que debe combinarse con polipropileno, más áspero al tacto que el anterior, pero que proporciona rigidez frente al encamado. Tampoco podemos abusar de este último, por muy barato que resulte, porque tiene tendencia a enredarse, lo que dificulta la recuperación del césped. Por último, el nylon, utilizado en los céspedes de mejor calidad, que aporta rigidez sin el inconveniente de los enredos.

En cuanto al material soporte, este debe ser flexible a temperatura ambiente, pero no quebradizo, debe cubrir de manera correcta las fibras del césped artificial y debe ser de un material resistente y duradero. Os damos una pista, que no lleve una malla geotextil en una de sus capas, que sea de color negro y que lleve latex de calidad. Las dos primeras son fáciles de ver, la última os la dirá el vendedor (si conoce el producto, claro).

En fin, ya vemos que detrás de un césped artificial hay mucho más que un mero material decorativo, por eso, como en otros productos hay distintas calidades y distintos precios.

El proceso de fabricación no puede pasar por alto:

Cuando uno pisa la fábrica de Albergrass por primera vez nota la solera que tiene esa fábrica y es que son ya tres generaciones dedicadas a la industria textil. Se trata de una empresa familiar que siempre nos recibe con los brazos abiertos y de la que nos sentimos uno más.

Aunque haya mucha tecnología detrás, el proceso de fabricación es casi artesanal. La fábrica en acción es un no parar de bobinas agitándose, máquinas haciendo ruido y lo que más llama la atención, gente concentradísima en su trabajo y perfectamente coordinada. Una pena  no haber podido filmar aquello para ponerle el vals "El Danubio Azul" de banda sonora.

La instalación y el conjunto del diseño no pueden quedarse atrás:

Por muy bueno que sea el producto, si no se sabe instalar correctamente, el resultado nunca será el mismo. Si además le sumamos que un césped artificial por si mismo no es más que un trozo de plástico con pelos verdes, el resultado de una mala instalación o un mal diseño pueden arruinarnos, literlamente.

En las imágenes que acompañan este post, podemos ver que el punto de partida era ya bueno de por sí, una vivienda de estilo rústico en el medio de un pinar, con árboles con un buen porte y con la única condición de no cortar ninguno (condición que nos agradó enormemente). Se diseñó una plataforma de tierra, a nivel con la vivienda, para generar un espacio cómodo, aprovechando el desnivel para permitir a la vegetación natural estar presente pero en un segundo plano, lo que proporciona sensación de orden en un contexto natural, sin que lo salvaje de la naturaleza entre dentro de las zonas de uso del jardín, pero sin dejarla de lado totalmente.

Sobre esta plataforma se creó una pérgola de madera sencilla en la que esperamos continuar el año que viene haciendo un paseo que permita entrar dentro de las copas de los árboles y tener una perspectiva completamente distinta del jardín.

Un espacio altamente funcional en la que introducimos un material moderno como el césped artificial en un contexto rústico sin que esta rusticidad se pierda.

GILLES CLÉMENT Y EL MANIFIESTO DEL TERCER PAISAJE

Cunetas, solares y demás zonas residuales son el foco de atención de Gilles Clément. En su libro El Manifiesto del Tercer Paisaje pone el foco en estos lugares, estableciendo un programa para integrarlos dentro del paisaje urbano o las zonas de transición entre la ciudad y el campo.

En la primera parte del libro hace una exposición de la sucesión ecológica que tiene lugar en estos espacios y de la necesidad de mantener dicha evolución. Desde la pradera naturalizada, creada por plantas pioneras capaces de desarrollarse y competir en espacios totalmente alterados por el ser humano, pasando por el establecimiento de pequeños arbustos, que aprovechan el cobijo y la transformación que ha tenido lugar en el suelo por la presencia de estas plantas pioneras. Finalmente, tras años de no intervención y, siempre que no ocurran fenómenos naturales destructivos, podrá llegarse al climax, en el cuál las especies arbóreas sustituirán a los arbustos y se generará un ecosistema cada vez más estable y con los individuos cada vez más interrelacionados.

En su manifiesto, Gilles Climént hace verdadera apología del desarrollo libre de estos ecosistemas, promoviendo la conexión entre ellos para crear corredores ecológicos y limitando la acción del hombre a siegas esporádicas y riegos de apoyo en momentos puntuales.

 

"Clément expone que en la mayoría del paisajismo actual predominan dos riquezas: los árboles y la hierba. Esa reducción ha terminado con muchas diversidades. Sin embargo, las características del Tercer paisaje, donde muchas veces no pueden llegar las máquinas, hacen de él un espacio para esa “policultura perdida”, un territorio refugio para la diversidad.

Clément sostiene también que la industria, o el turismo en la ciudad, producen tantos espacios residuales como la agricultura en el campo. Así, si en la naturaleza es el relieve —los lugares de difícil acceso—, lo que contribuye al mantenimiento de la diversidad, en el urbanismo son los terrenos a la espera los que se convierten en refugio de especies que no encuentran lugar en otro sitio."

"- ¿Qué es el Tercer estado?

- TODO

- ¿Qué ha logrado hasta ahora?

- NADA

- ¿Qué aspira a lograr?

- ALGO"

Las imágenes que mostramos más abajo son claros ejemplos de lo que es el Tercer Paisaje. Un canal abandonado en el que se establecen gramíneas, sedum y otras rastreras de alta rusticidad y en la que empiezan a ocupar el lugar pequeños arbustos. Una gravera rodeada de gramíneas, amapolas, cardos y retamas, un paisaje del tercer estado brotando de una escombrera. Una tapia y un talud llenos de vegetación espontánea en primavera.

 

ATELIER VIERKANT. JARDINERAS Y MOBILIARIO DE LUJO

Fundada en Bélgica en 1992 por Willy Janssen para fabricar las primeras jardineras cuadradas de terracota, Atelier Vierkant ha evolucionado a lo largo de estos años, fascinando a arquitectos, paisajistas y diseñadores.

La característica que define a Atelier Vierkant es que cada objeto se ha hecho con las manos y de manera individual, por lo que resulta en una pieza única.

Si lo que estás buscando es la exclusividad, esta es una de las firmas que no puedes dejar pasar.

 

Al igual que otros fabricantes, trabaja por colecciones, permitiendo la combinación de distintos elementos para un mismo proyecto. Muchas de las colecciones comparten pigmentación, por lo que las combinaciones se vuelven interminables.

Al ser una fábrica relativamente pequeña podemos encontrarnos que muchos de sus productos no están en stock en un momento determinado, por lo que os recomendamos que busquéis objetos que tengan en stock si no queréis esperar meses hasta que decidan, o no, hacer un nuevo lote. Como os comentábamos al principio, se trata de objetos exclusivos y una parte importante de esta exclusividad está en la limitación en el número de unidades y lotes.

AUO Series

Diseñada por Osiris Hertman, consigue combinar una figura geométrica casi artificial en un conjunto que recuerda a un panel de abejas. La repetición del hexágono como elemento principal no está reñida con el estilo orgánico a través de la textura, que nos recuerda a unas huellas dactilares. Huellas que son la firma del artesano y que nos indica el origen de este objeto, las manos de un escultor.

MLS Series

La rugosidad de su textura junto con los tonos pastel escogidos para la serie transforman a esta jardinera en un objeto ecléctico que combina rusticidad y minimalismo, pudiendo encajar prácticamente en cualquier contexto o siendo protagonista en la escena.

AS Series

A veces no sabemos hasta que punto son macetas o se trata de esculturas, y es que cualquier serie de Vierkant puede funcionar como una escultura dentro de un jardín. Es el caso de esta serie, concebida para aportar verticalidad a cualquier conjunto, de textura mucho más suave que las anteriores y también disponible en acabados vidriados.

DUNE Series

De nuevo, otro conjunto de esculturas verdes para cualquier tipo de espacio. Tienen la ventaja de poderse utilizar también como bancos, dando lugar a composiciones y diseños muy interesantes.

Os recomendamos que visitéis su web y veáis todas las posibilidades que ofrece Atelier Vierkant de cara al diseño y construcción de jardines y decoración.

 

Si queréis más información, no dudéis en contactarnos mus@muspaisajismo.es

VONDOM. MOBILIARIO DE EXTERIORES MADE IN SPAIN

Hace tiempo que no le dedicamos tiempo a nuestro blog. Hoy os presentamos a un fabricante nacional de mobiliario de exteriores con una relación calidad/precio/diseño, inmejorables con la que podrás contar para casi cualquier proyecto paisajista.

Se trata de la firma VONDOM. El origen de esta marca se remonta al año 2006, nace a partir de la empresa Plastiken, con el objetivo de marcar tendencias y encontrar la diferenciación en un mercado saturado, hasta que se ha situado como una empresa independiente que en 2012 ya contaba con 130 trabajadores.

VONDOM se define como "Joven, innovador, emprendedor y dinámico" y, a nuestro juicio lo consiguen. Marcan tendencia todos los años y sus catálogos se han posicionado como un referente dentro del diseño de mobiliario de exterior, incluyendo muebles propiamente dichos, iluminación, pérgolas, jardineras y otros objetos decorativos.

Una de las cualidades que más destacaríamos de esta firma es la selección de diseñadores, entre los que destacan Ramón Esteve y Javier Mariscal, entre otros.

Una de las ventajas que tiene VONDOM es la de poder seleccionar objetos por colecciones completas, lo que permite dar coherencia y homogeneidad en el diseño. Además, muchas de sus colecciones son compatibles entre sí ya que comparten gamas de colores y acabados, lo que da lugar a infinitas composiciones en tu terraza o jardín.

Otra de las cosas que nos encanta de VONDOM es la cantidad de información disponible de cada producto, desde las dimensiones y planos de cada objeto, hasta figuras 3d, lo que da lugar a mucha precisión en nuestros diseños y presentaciones.

Uno de los productos que más nos gustan de esta firma son sus jardineras. Con una gama interminable de modelos y tipologías con la que prácticamente puedes acertar en cualquier jardín. Desde modelos sencillos pero de mucha calidad en los materiales, como la serie CUBO, pasando por las líneas suaves de la serie ORGANIC, hasta llegar a la sofisticación de las series FAZ o ADAN.

Si queréis más información o que incorporemos algún elemento de VONDOM en vuestro proyecto, no dudéis en escribirnos a mus@muspaisajismo.es

Algunas cosas que deberíamos tener en cuenta a la hora de pensar en un jardín

A la hora de pensar en un espacio exterior, es importante tener en cuenta aspectos que van mucho más allá de la estética y hacernos las siguientes preguntas:

¿Qué uso le quiero dar al espacio?

Probablemente, esta sea la pregunta más importante. Si pensamos en espacios multifuncionales donde además de un espacio para “estar”, queremos darle alguna utilidad más, como una zona de juegos, un cenador, un espacio para la lectura… Es imprescindible que se lleve a cabo una buena planificación. En Mus Paisajismo, consideramos que debe primar la funcionalidad, ya que un espacio que no tiene uso, se degrada. La idea es integrar ese espacio exterior en la vivienda, como si fuese una prolongación de ésta.

 

¿Me gustan las plantas?

El 99% de nuestros clientes nos dicen que sí en una primera aproximación, pero según vamos centrando el proyecto paisajístico, la realidad es que no tanto. A todos nos gusta ver plantas y flores, pero ¿estamos dispuestos a entender lo que significa mantenerlas? Es por este motivo por el cual tenemos que adecuar el proyecto a las espectativas de mantenimiento del cliente. Es mucho mejor un jardín sencillo y con la vegetación y materiales ajustados a nuestras habilidades como jardineros/manitas, que un jardín algo más complejo si no se tienen en cuenta las necesidades de mantenimiento. Este es uno de los motivos por los cuales apostamos por el césped artificial, sobre todo en superficies reducidas en las que un césped natural sólo nos va a dar problemas.

¿Estoy dispuesto a dedicar unas horas al mantenimiento y limpieza del espacio?

Como cualquier otra habitación de nuestra casa, el jardín requiere de una serie de cuidados para asegurar la vida útil del mismo y conseguir una evolución adecuada. A diferencia de una cocina o un baño, en un jardín nos encontramos con elementos vivos que evolucionan con el tiempo y en los que cualquier intervención mal realizada puede tener consecuencias nefastas. Por eso, en MUS siempre te vamos a preguntar si vas a contratar un servicio de mantenimiento o cuántas horas pensabas dedicarle a tu jardín cada semana. Si bien es cierto que para un jardín pequeño y sin pradera, con una hora o un par de horas suele ser más que suficiente, para jardines con céspedes y plantaciones de cierto tamaño, el mantenimiento del jardín te puede restar muchas horas de descanso o llevar consigo un coste de mantenimiento y agua asociados con los que no contabas.

¿Quién va a usar el jardín?

Otra de las preguntas del millón. Muchas veces pensamos que los niños o las mascotas (sí, los meto en el mismo grupo) van a ser respetuosos con nuestras plantas y demás elementos del jardín. Por experiencia os decimos que todo lo contrario, los parterres de flores o vivaces suelen resultar idóneos para que nuestras mascotas hagan sus hoyos, afilen sus uñas o descubran hábitos culinarios desconocidos. Lo mismo sucede con los niños y con los bebés, para ellos el jardín no es más que un espacio de juegos donde “destrozar” es parte de la diversión.

Por todo esto, es importante que al igual que en el interior de tu casa dejas determinadas cosas fuera del alcance de niños y mascotas, también lo hagas en tu jardín. Ideas sencillas, como jardineras elevadas, parterres delimitados con acero o muretes revestidos de madera, que impidan el acceso o lo dificulten, pueden ser suficientes. Sin embargo, si ya sabemos que tenemos niños y mascotas, igual deberíamos pensar en una zona todo terreno para que puedan hacer el “animal” con las menores restricciones posibles y, a ser posible, separado de nuestra zona de relax o nuestro comedor al aire libre y, por supuesto, de nuestra barbacoa.

¿Cuánto estoy dispuesto a esperar hasta que el jardín llegue a su máximo esplendor?

Esta es otra de las preguntas que nunca olvidamos hacer a nuestros clientes. Es importante tener en cuenta la escala temporal de todos los elementos de un jardín. En el caso de las plantas, aunque el tamaño final del la planta se decide entre el propietario y el paisajista, ya que siempre podemos modificarlo mediante trabajos de poda, podemos distinguir 4 grandes grupos que serían:

Planta que alcanza el tamaño esperado en un plazo inferior a los dos años:

Estaríamos hablando principalmente de flor de temporada y planta vivaz. Se trata de especies de crecimiento relativamente rápido y cuyo marco de plantación debe ser adecuado al espacio donde se plantan, ya que en un corto plazo de tiempo se van a desarrollar cubriendo ese espacio. En la mayoría de los casos será conveniente el uso de planta pequeña, respetando distancias de plantación que permitan un desarrollo adecuado de la planta en ese periodo de tiempo. Esto nos va a permitir reducir el coste en esa partida. Ahora bien, esa parte de la plantación tardará un poco en cubrir la zona y lo tendremos que tener en cuenta.

 

Planta que alcanza el tamaño esperado en un plazo de 2 a 10 años:

Estamos hablando de la mayoría de los arbustos y trepadoras. Para los primeros, ya sea como elementos aislados o formando macizos y setos, puede ser interesante que hagamos una pequeña inversión. Si bien no será necesario que compremos ejemplares totalmente formados, el uso de arbustos de tamaño medio va a acelerar bastante la llegada de este momento de máximo esplendor. Por otro lado, en el caso de arbustos, puede ser interesante desde el punto de vista estético el mezclar distintos tamaños para dotar de más naturalidad a la plantación.

En el caso de trepadoras, dependiendo de la superficie que tengan que cubrir y de la intimidad que busquemos, es importante que al menos lleguen a la altura máxima que queremos cubrir (estamos pensando principalmente en cercados). Una vez alcanzada esta altura, serán las podas que realicemos las que estimulen el desarrollo de tallos que vayan cubriendo dicha superficie.

 

Plantas que alcanzan el tamaño esperado entre 10 y … años.

En general todos los árboles y algunos arbustos de gran porte. En el caso de los jardines públicos, no hay duda de hacia donde debe ir el gasto y ya os decimos nosotros que la planta que se va a colocar va a ser pequeña. Esto tiene una ventaja en lo que a árboles se refiere y es que cuanto más pequeño sea el árbol, mejor será su adaptación al nuevo medio. Por otro lado, la escala temporal de un jardín público, nada tiene que ver con el de un jardín privado. Como ejemplo, el Parque del Oeste de Madrid que con sus cerca de 120 años, está en pleno apogeo en lo que a árboles se refiere. Sin embargo, quienes pensaron ese parque lo hicieron pensando también en nosotros, sus tataranietos.

En un jardín particular, mi consejo es guardar una parte importante del presupuesto en planta para gastarla en los árboles más grandes que podamos. Una vez que alcanzan cierto tamaño en vivero, el desarrollo posterior es considerablemente más rápido y podremos ganarle entre 10-15 años a la naturaleza y reducir la espera al menor tiempo posible. Aún así, nos encontraremos especies de crecimiento especialmente con las que no tendremos más remedio que explicarle a nuestros nietos la labor que tienen que continuar por vosotros.

 

 

¿POR QUÉ AIREAR MI CÉSPED?

El aireado del césped es reconocido como el mejor método para mejorar el intercambio de aire y gases y la asimilación de agua y nutrientes. Debido a la compactación del suelo los céspedes raramente prosperan sin aplicar algún medio de aireación mecánica.
Además de la compactación, la acumulación de fieltro (mas de 12 mm de espesor) puede ser especialmente dañina para el césped. Actúa como una barrera, evitando que el agua y los nutrientes lleguen al suelo.

AIREADO MECÁNICO. 6 BENEFICIOS PARA EL CÉSPED:

  1. Reduce la compactación del suelo.
  2. Perfora y controla el desarrollo del fieltro.
  3. Aumenta la eficacia del riego y el abonado.
  4. Mejora el desarrollo radicular.
  5. Mejora la estructura del suelo.
  6. Disminuye la escorrentía del agua, mejorando la absorción de la misma por parte del suelo.

Antiguamente se aireaba manualmente con una horquilla. Hoy en día tenemos la ventaja de las aireadoras mecánicas que extraen pequeños canutos de tierra y raíces del suelo.

Los huecos dejados en el césped permiten que la humedad y los nutrientes alcancen con facilidad las raíces. A medida que el suelo se expande para rellenar los huecos, la tierra a su alrededor se descompacta.
Los canutos de aireado se acaban deshaciendo y forman un valioso recebo que enriquece la superficie del suelo y ayuda a descomponer el fieltro. Si son muy arcillosos o desea eliminarlos se pueden barrer a mano o mecánicamente.

 

¿CUÁNDO DEBO AIREAR?

Para la mayoría de los céspedes el mejor momento es poco antes o al comienzo de la estación vegetativa. Otoño también es buen momento y se puede airear beneficiosamente durante todo el periodo de crecimiento del césped.

¿CUÁNTAS PERFORACIONES SON PRECISAS?

Para asegurar un descompactado suficiente se recomiendan al menos 100 huecos/m² y hasta 180 huecos/m² en algunos tipos de arcilla u otro suelo muy compactado. Esto requiere pasar por el mismo sitio dos o mas veces. Las perforaciones han de tener de 5 a 7 cm de profundidad para obtener el máximo beneficio.

¿QUÉ HAY DEL ABONADO?

Una aplicación de fertilizante, junto con un riego profundo justo después de airear estimulará el crecimiento de las raíces. Riegos fuertes cada pocos días durante unas semanas forzarán a las raíces a profundizar para soportar mejor la sequía posteriormente.

¿PUEDO RESEMBRAR A LA VEZ?

Si. Una combinación de aireado con resiembra es una idea excelente. El aireado descompacta el suelo, dando a las nuevas plantas mas espacio para desarrollarse.

¿QUÉ HAY DE LAS MALAS HIERBAS?

Los estudios demuestran que el aireado no interfiere en el control de malas hierbas en césped por medio de herbicidas de preemergencia. Puede airearse antes, durante o después del tratamiento.

¿QUÉ RESULTADOS ESPERAR?

Hay que tener en cuenta que el aireado es un proceso a medio plazo y requiere continuidad. Los beneficios de mayor retención de agua y nutrientes, mejor enraizamiento y descomposición del fieltro se mostrarán en forma de un césped mas verde y que resiste mejor el uso precisando menos agua para mantenerse.

 

 

Alfombra vegetal para casadecor 2018

Hace ya una semana (ya sabemos que lo nuestro no es el marketing, porque lo suyo hubiera sido subirlo a toda prisa) estuvimos en Casadecor 2018 ayudando a nuestras amigas de Mijardinvertical con una alfombra vegetal. Nosotros pusimos el césped, siempre de Albergrass y ellas la decoración. 

Si queréis verlo, todavía estáis a tiempo. Subid a la última planta, el espacio es inconfundible.

 

 

10 tendencias en jardinería para 2017

Considerada como la pieza artística más lenta en ejecutar, la jardinería parece estar hecha a prueba de modas. Nadie duda de la imposibilidad de acelerar el crecimiento de cualquier planta, más allá de sus límites naturales. Sin embargo, a lo largo de la historia, la jardinería a pasado por múltiples escenarios y dado lugar a numerosos estilos, cada uno con una marcada intención. Como los jardines de estilo inglés desarrollados entre los siglos XVIII y XIX que aparecen como reacción a la formalidad y artificialidad de los jardines de estilo francés. Los arquitectos ingleses buscaban la introducción del concepto de lo natural antes de haber sido deformado por la fuerza humana. Sin embargo, también existían razones políticas de rechazo a las formas francesas, que representaban un sistema absolutista. 

Es decir, las modas representan, no solo la voluntad de los fabricantes, sino también la voluntad de la sociedad, sus preocupaciones y sus inquietudes. En este sentido, la preocupación por el medio ambiente y el cambio climático, la creciente tendencia por lo clásico, lo vintage, la alimentación y la calidad de vida son los principales caracteres sociales que marcarán tendencia el próximo año.
Aquí os dejamos las 10 tendencias que entrarán con fuerza el año que viene:

 

1. Materiales naturales:

Después de años de hegemonía de materiales inertes, formas geométricas, mobiliario y decoración minimalista, se aprecia un renovado interés por materiales naturales y un estilo menos geométrico.
En lugar de espacios limpios y diáfanos, con estilo contemporáneo y casi futurista, se aprecia una creciente demandanda por jardines con un marcado estilo vintage en el que predominan los objetos de artesanía con un aspecto cada vez más casero (DIY).

 

Agradecimientos a Dani Karavan

Traviesas de tren ecológicas, pérgolas de formas libres, mobiliario de exterior de pequeño tamaño y antiguas mecedoras.
Materiales como la madera y la piedra reemplazan al hormigón. Gravas naturales a gravas artificiales. La tendencia se sitúa en un lugar mucho más cercano a lo orgánico.

2. Color Blocking:

Se trata de conseguir que un elemento vegetal destaque sobre el resto de elementos. Un destello de color en un muro, una alineación de macetas colgadas sobre sobre la trasera de un sofá.

3. Local, local, local:

El término "producto de proximidad" ha llegado también a la jardinería y el paisajismo. Ya no se trata únicamente de utilizar plantas nativas, ahora vamos más allá en la búsqueda de plantas endémicas, que son las nativas en nuestro entorno más próximo.
Incluso los materiales de construcción se buscan de forma local, tiene que existir coherencia entre el diseño paisajístico y el entorno "si estoy rodeado por un macizo granítico, no tiene mucho sentido utilizar una roca que no sea ésta".
Por otro lado, tener en cuenta estos aspectos locales a la hora de realizar el proyecto son fundamentales. Conocer el clima y el suelo del lugar donde queremos plantar un jardín y las particularidades locales de los mismos. El uso de especies vegetales endémicas y materiales procedentes de zonas cercanas a nuestro jardín garantizan adaptabilidad y vida útil.
Uno de los retos de cualquier paisajista siempre ha sido el encontrar el equilibrio entre los elementos naturales, los usos que le queremos dar al espacio y los gustos personales. A día de hoy, la respues a ese reto es el diseño enfocado localmente.

4. Reinvención de la pradera:

Uno de los símbolos del desarrollismo inmobiliario, las grandes praderas cuidadosamente manicuradas, siguen estando en el punto de mira debido a la sequía, la falta de biodiversidad que generan, la alta demanda en pesticidas y fertilizantes, y el impacto que estos tienen.
Sin embargo, están apareciendo alternativas más naturales a los clásicos céspedes. Mezclas de semillas cespitosas que no necesitan ser cortadas, más altas, con flores silvestres, que recuerdan a los prados de montaña.

 

En el extremo opuesto están los céspedes artificiales, que continúan progresando gracias a las mejoras relativas a su aspecto más natural y a que prácticamente no necesitan mantenimiento. Especialmente en pequeños espacios, donde cortar el césped es realmente un problema. También para zonas de juegos de niños y mascotas.

5. Mezclamos lo nuevo y lo viejo:

Escoger un estilo, ya sea moderno o tradicional, está pasado de moda. Mezclar lo viejo y lo nuevo ya es tendencia en decoración interior y arquitectura y está a punto de llegar a los jardines.
No se trata de moderno o tradicional, sino de combinar los dos con coherencia, ya sea incorporando elementos tradicionales en un jardín moderno o viceversa.
De nuevo, elementos tradicionales hechos a mano y bricolaje casero se combinan con un entorno moderno y minimalista. Sin embargo hay que tener cuidado de no sobrecargar los espacios con objetos sin relación entre sí o con el entorno y utilizar elementos con un alto contraste entre sí.

Agradecimientos a Dani Karavan

6. El entretenimiento como uno de los usos predominantes del jardín:

Espacios para juegos, pistas de petanca, espacios para mascotas, cenadores, barbacoas, hamacas... Espacios destinados al relax y el uso lúdico, espacios sociales.
Las familias con niños pequeños demandan espacios de juego activo en lugar de los típicos toboganes y balancines. Espacios donde los niños pueden crear y construir, en lugar de simplemente subir a una estructura o hacer un agujero en la arena. Areneros de forma libre, entremezclada con plantas, rocas y otros elementos paisajísticos. Formas orgánicas que se integran mejor con el resto del jardín que un columpio tradicional.

7. Arbustos enanos:

La proliferación de chalets adosados y viviendas con terrazas de tamaño medio-grande han generado una demanda por las variedades vegetales enanas, más acordes al nuevo tamaño de los jardines. Asimismo, existe una clara tendencia hacia los jardines con poco mantenimiento.
¿Para qué plantar un arbusto que crecerá hasta los 2 metros y pasarnos los próximos 20 años recortándolo? Se trata de utilizar plantas con una escala apropiada al jardín en el que queremos incorporarlas.

Plantas aromáticas típicas de zonas mediterráneas como el tomillo, romero, salvia, plantas como el brezo, con una amplia gama de colores, etc.

8. Plantas de interior:

La fascinación que hubiera en los años 70 por las plantas de interior ha vuelto. Traer la naturaleza al interior de nuestras casas es, definitivamente, tendencia. Ya se trate de una costilla de Adán (Monstera deliciosa), una kokedama colgante, una Tillandsia Xerográphica o un terrario, encontramos nuevas e innovativas formas para dotar de vida nuestras casas y espacios de trabajo.
Tillandsias llevan años imponiéndose las reinas en las composiciones de interior, lo que ha llevado a que cada vez haya más especies disponibles. Las al igual que la mayoría de las bromeliáceas, las tillandsias se relacionan bien con otras plantas suculentas.

9. La huerta en casa:

Una tendencia que se mantiene y que lleva los últimos años pegando fuerte. Desde los huertos urbanos en terrazas, balcones y áticos, hasta la creación de huertas en los solares de las grandes ciudades, pasando por permitir un espacio para el autocultivo de alimentos en un jardín privado.
Cada vez más integradas en los diseños, las plantas comestibles van recuperando el espacio que les corresponde en una sociedad cada vez más preocupada por lo que come, la necesidad que hay en las ciudades de aproximarse a lo rural. Parece mentira lo bien que nos hacen sentir esas macetas con tomate cherry en nuestras ventanas. Lo mismo sucede en jardines de cualquier tamaño, que buscan un espacio para desarrollar una actividad al aire libre y, en cierta medida, conectar con la naturaleza.

Agradecimientos a homelook.us por la imagen, una web llena de ideas, por cierto.

10. Tecnología y sostenibilidad:

Es increíble lo que se puede hacer hoy en día con un teléfono. Los avances tecnológicos en los sistemas de riego hacen que sea cada vez más fácil controlar cuánta agua se entrega a las plantas. Los controladores inteligentes que usan datos meteorológicos para determinar automáticamente las candtidades correctas de riego se van imponiendo al igual que otros elementos de domótica en el hogar.
Además de proporcionar una dosis de riego ajustada a las necesidades de las plantas, son capaces de anticiparse a fenómenos meteorológicos, proporcionar avisos en caso de fallos del sistema, detectar fugas, etc.
Pero no sólo estamos hablando de control de riego, existen sistemas actualmente que nos avisan de cuando hace falta un fertilizante determinado o incluso de la posibilidad de desarrollo de una plaga o enfermedad determinada.
Dentro de menos tiempo del que pensamos, sistemas que parecían de película de ciencia ficción, como el farmbot se impondrán en nuestros jardines. Los robots cortacésped cada vez son más eficientes y su precio se ajusta bastante más al bolsillo que hace unos años (si pasamos a mano de obra de jardinero la cantidad de trabajo que nos quita un robot, su compra se amortiza en un máximo de 3 años).

Cómo preparar el jardín para el otoño

Después de “el veroño” que nos ha acompañado hasta hace nada, parece que por fin nos hemos instalado en el otoño de verdad, el de lluvias, hojarasca y el de, para qué negarlo, el sosiego. Además de la ansiada y necesitada lluvia, llega el cambio de estación con días más cortos y cambio de armario, al igual que nosotros, es importante que acondicionemos el jardín para esta nueva estación.

 

Los cuidados van desde la limpieza, poda y retirada de hojas secas al abonado y escarificación del césped. Empezando por este, si tienes césped es el momento para resembrar las calvas y nutrir el terreno, particularmente importante en un clima como el madrileño, ten en cuenta que las temperaturas empezarán a bajar en breve, es mejor tener los “deberes” hechos para entonces. Respecto al abonado es el momento oportuno para poner un abono potásico este mes, así tendrás en césped listo para la bajada de temperaturas.

Echa un vistazo a las plantas por si apareciesen hongos, clásicos de esta época y de muy fácil propagación, si tienes dudas, llámanos y acudiremos al rescate! Es un buen momento también para adelantarte al frío y proteger las plantas de las heladas colocándolas en zonas resguardadas. Por último, nos encontramos en la etapa ideal para plantar bulbos de invierno de cara a la próxima temporada.

 

No te olvides de que tanto si necesitas mantenimiento o estás pensando hacer cambios en tu jardín, ¡podemos ayudarte! Llámanos sin ningún compromiso. 666 333 659

 

 

Agradecimientos a Elicer Gallegos y Manuel por las imágenes.