Mantenimiento y conservación jardín vertical en Plaza Castilla

Las plantas crecen hacia arriba o hacia abajo, suspendidas, enterradas, agarradas a la roca y hasta en las cascadas. En la naturaleza casi no hay límites y la interacción de tantos organismos de tantísimas especies distintas genera ecosistemas de formas tan dispares como lo son los muros verdes. 

Sin embargo, en una ciudad, la vida de un microecosistema como éste depende del cuidado y de los mimos que seamos capaces de darle. Nosotros somos muy mimosos, sobre todo cuando se trata de plantas.

Trabajos forestales en la Guardia Real del Pardo

Cuando nos llamaron ya era tarde para hacer nada por aquellos árboles. Habían sucumbido ante el implacable paso del tiempo y de las manos del ser humano. Finalmente terminamos tirando cerca de 20 palos gordos como el de la foto. 

Como en MUS, todo lo que huele a reciclaje, sostenibilidad y economía circular, nos gusta mucho, aprovechamos los troncos para cederlos a un centro de equitación, que los usará para ponerle algún obstáculo un poco más natural a los caballos, o por lo menos eso nos dijo el teniente Domínguez.

Césped artificial en parque infantil

La comunidad de propietarios quería ver qué aspecto tendría su parque infantil, actualmente responsable de un montón de heridas en las rodillas y codos de los niños, con un césped.

Éste debía ser resistente, necesitar poca agua y ser económico de mantener en general. Nosotros les propusimos el césped artificial como alternativa.

En todos estos años en el sector de la jardinería y el paisajismo hemos aprendido una de muchas lecciones, los niños y el césped natural se llevan muy mal.

De todos los modelos posibles, recomendamos uno con características de alta durabilidad, resistencia al pisoteo, fácil limpieza y confort en la pisada. Para evitar la formación de charcos, instalamos una base permeable y nivelamos el terreno.

Propuestas varias para ático en Madrid

La terraza está orientada a noroeste, cuenta con dos jardineras de obra y una pérgola con muchas posibilidades. Hay que mejorar las zonas de sombra y la ocultación de las zonas de descanso, ya que el sol que recibe hace que en la terraza se alcancen temperaturas muy elevadas.  Las columnas juegan un papel muy importante delimitando espacios y permitiendo la composición con plantas trepadoras desde jardineras en el suelo.

Lo primero es pensar en un suelo más apropiado, por eso hemos pensado en madera de teca (siempre con certificado FSC) y la posibilidad de combinarlo con césped artificial. Para dotar de cierta intimidad a la terraza, aprovechamos la jardinera de obra para realizar una plantación: una primera línea con una especie de porte péndulo, que cubra el muro con formas curvas. Una segunda línea con una planta arbustiva de flor, nosotros hemos escogido Abelia x grandiflora. En los laterales (exigencias del cliente) dos olivos.

Para mantener las distancias con el vecino anexo, se plantean dos opciones de muro vegetal. La primera, compuesta por una jardinera de acero corten barnizado y un bosquete de bambú. La segunda, un jardín vertical en la zona de descanso. La humedad que aporta éste, mejora mucho la estancia.